Inicio > Desarrollo Personal > Los 7 HÁBITOS de la GENTE altamente EFECTIVA

Los 7 HÁBITOS de la GENTE altamente EFECTIVA

miércoles, 4 de diciembre de 2019 Dejar un comentario Ir a comentarios

Aprovechando que estoy tomando parte en un programa de desarrollo profesional, me gustaría compartir algunos de los temas que solemos trabajar durante las sesiones, y que quizás os resulten interesantes.

En este caso todo lo que voy a hablar esta basado en libro «The Seven Habits of Highly Effective People (Stephen R. Covey)«

Y como todo, lo quiero explicar desde mi experiencia personal contando las cosas como yo las entiendo. Opiniones que por supuesto podéis no compartir en absoluto.

Covey en su libro nos habla de aquellos 7 hábitos que mas impacto pueden llegar a tener a la hora de convertimos en personas más efectivas.

Como todo en la vida, hay gente de una forma natural tiene la ventaja de traer de «serie» algunas de estar virtudes, pero para aquellos que no tenemos tal fortuna, son hábitos que se pueden trabajar y desarrollar.


HÁBITO 1: SER PRO-ACTIVO

Debemos de ser personas proactivas. Personas que asumimos nuestras responsabilidades.

En cierto modo que nuestra conducta no se deje influenciar por agentes externos.

Personas a la que se nos identifique con un un lenguaje proactivo. Personas que volquemos nuestros esfuerzos en aquellos elementos sobre los que podemos tener el control. Personas que hagamos uso de un lenguaje claro y que confiemos en nuestra capacidad.

La idea de yo puedo con todo. No debemos dejarnos afectar por variables de nuestro entorno que hagan que no seamos firmes en nuestras decisiones.

Es importante tener esa aptitud porque hace sentirnos no solo más seguros de nosotros mismos, sino que ofrecemos seguridad a los demás.

Ser capeces de evaluar de una forma racional las cosas, y no dejarnos influenciar por agentes externos, como el tiempo, que escapan a nuestro control y podrían influenciarnos a la hora de tomar decisiones.


HÁBITO 2: EMPEZAR TENIENDO UN FINAL CLARO EN NUESTRA CABECITA

Tenemos que ser personas con una visión clara de los que queremos hacer con nuestras vidas o con nuestros proyectos.

Usar nuestra imaginación para ver todo aquello que llene nuestras vidas en un futuro.

Buscar éxitos que realmente nos interesen y apostar por ellos. Buscar proyectos que realmente merezcan la pena. Nada de empezar y ver que pasa.

En el plano personal muchas veces puedo pecar en este asunto arrancando proyectos sin mucho contenido, que finalmente uno termina por desestimar por no haberlos evaluado correctamente.

Tenemos que buscar metas pequeñas, o más ambiciosas, pero que realmente aporten y enriquezcan nuestras vidas.

Estamos muchas veces centrados en proyectos sin contenido que nublan lo que realmente merece la pena dedicar el esfuerzo.

Y aqui cada uno es muy suyo para poder discernir lo que realmente merece ,o no, la pena en su vida.


HÁBITO 3: PONER LO IMPORTANTE AL PRINCIPIO

Este es un tema que personalmente me cuesta bastante.

Estamos hablando de tratar de reconocer que no siempre podemos decir que «si» a todo. Que muchas veces tenemos que priorizar nuestras actividades.

En este punto debiéramos de ser capaces de seleccionar lo realmente importante en cualquiera de nuestras áreas de desarrollo, y que se convierta en una prioridad.

No ir añadiendo nuevas tareas que hagan que se diluya lo realmente importante.

Pero que complicado resultado decir que «no». Yo intento aprender pero es cierto que me resulta muy complicado. Quizás porque tengo que reflexionar de una forma más profunda en el hábito anterior.

Las consecuencias de no saber pronunciar algo tan sencilla y corto como «NO» es que un muchas veces uno se ve inmerso en excesivos proyectos.

Y si esto lo mezclamos con la necesidad de buscar el detalle en cada una de nuestras acciones, la contraindicación parece asomarse de forma clara.


HÁBITO 4: PENSAR EN GANAR – GANAR

Esto es algo que no terminamos de entender muy bien.

Parece que vivimos en una cultura en la que siempre tengamos que ganar.

Es más, muchas veces intentamos machacar a quien entendemos nuestros adversario porque de ese modo parece que la victoria es mucho mas dulce. Y esto es algo que debemos de empezar a cambiar.

Ya no estamos ante un juego de vencedores y vencidos. Debemos de darnos cuenta de que todos podemos salir ganando y a la larga va a ser la mejor de las opciones.

Como comentaba en el articulo anterior sobre la educación, debemos dejar esa cultura tan competitiva por una que sea mucho mas colaborativa.

Vamos a escuchar lo que los demás nos tienen que contar. Ser conscientes de las vueltas que da la vida, como dice la canción, y ser inteligentes en ese sentido.


HÁBITO 5: PRIMERO ENTENDER Y LUEGO SER ENTENDIDO

Esto es algo que personalmente me gusta mucho. Nos viene a explicar lo importante que es la comunicación. Y en esa comunicación es muy importante el saber escuchar. Y muchas veces comentemos el error de querer ser siempre protagonistas. Ese ansia quizás de transmitir nuestro mensaje, cuando en muchos momentos donde realmente reside el verdadero valor es en escuchar.

Momentos en los que parece que escuchamos pero en los que simplemente estamos argumentando ideas en nuestra cabeza para verbalizarlas en cuanto volvamos a tener la mínima oportunidad. Una escucha «por compromiso» pero en la que muchas veces solo atendemos a palabras concretas sin tener el hilo completo de la conversación. Algunos quizás la definamos como una escucha selectiva en la que aplicábamos los filtros que mas nos interesan en cada momento.

Esto al final deriva en correr el riesgo de evaluar a las personas y llegar a juzgarlas basándonos en nuestras opiniones, pero sin haber escuchado y estudiado el comportamiento de las mismas. Es lo que conocemos como emitir un juicio de valor basándonos en una imagen pre-definida que tenemos sobre la persona en cuestión.

Otro de los problemas que veo cometemos actuando de ese modo, es minusvalorar las opiniones de los demás. Y no quiero simplemente hablar del respeto hacia los demás. Debiéramos de ser capaces de conectar con los demás.

Muchas veces parece que damos por sentado que nuestra experiencia nos da derecho a presuponer que lo que tenemos que decir es siempre más interesante que lo que vamos a escuchar.

Si lo vemos desde este nuevo punto de vista, vamos a tener la capacidad de luego poder transmitir de una forma mas locuaz nuestras ideas y proyectos al resto de las personas.

¿A quien no le gusta sentirse escuchado?


HÁBITO 6: BUSCAR SINERGIAS

Una de las formas mas eficientes de llevar los proyectos a buen puerto, es el de tener una buena sinergia entre todos los actores. Llevar los proyectos a un marco de colaboración en el que todos participemos de una forma proactiva en los mismos.

En cierto modo nos tenemos que abrir al resto de la gente contando experiencias que puedan aportar al equipos.

Hacerlo de una forma sincera. Podemos resumirlo con la frase de «2 cabezas son mejor que 1».

A mi me gusta mucho este nuevo concepto de trabajar en un grupo en el que cada uno puede aportar ideas. Y en esa diversidad de ideas compartidas y tan divergentes puede estar la semilla de la innovación.

Ya lo hemos comentado alguna vez. Personalmente todas las ideas tienen algo que aportar. Quizás alguna de ellas por si misma de pueda considerar carente de mucho sentido, pero muchas veces alguien puede llegar a transformarla en algo grande.

Y debemos de cuidar esas semillas que se plantan. Porque quizás no todas las semillas florezcan, y se conviertan en grandes ideas, pero cuidando de nuestras pequeñas semillas podemos llegar a construir una gran idea.

HÁBITO 7: DEBEMOS AFILAR NUESTRA SIERRA

Lo que viene a decir es que debemos de cuidar la mejor herramienta que todos disponemos. ¿De cuál podemos estar hablando?. La respuesta es sencilla: DE UNO MISMO.

Y se explica que debemos hacerlo cuidándonos en todas las areas:

Física

Debemos de empezar a querenos y cuidad de nuestro cuerpo. No me refiero a ese culto al cuerpo que parece empezamos a padecer. Me refiero a cuidarnos de una forma saludable sin llegar a extremos. Siguiendo los conceptos básicos que todos conocemos. Comer de una forma razonablemente saludable, haciendo algo de ejercicio y procurando descansar. Pero todo ello de una forma natural y relajada.

Social

Muchas veces me resulta complicado, pero evidentemente si no queremos vivir como lobos solitarios necesitamos relacionarnos con las personas.

Esta es una area en la que creo he avanzado mucho a lo largo de mi vida porque partía de una posición de excesiva timidez. Pero evidentemente la vida te da una serie de pistas, y si quieres evolucionar hacia un determinado futuro tienes que entender y trabajar sobre ellas. No son caminos fáciles, pero con aptitud y trabajo casi todo se puede conseguir.

Lo hemos comentado anteriormente. Hay perfiles que ya nacen con determinadas aptitudes y que casi no necesitan reforzar, pero otros las debemos compensar con el esfuerzo.

Mental

Todo sabemos de la importancia de nuestra mente. Si este preciado recurso nos abandona, estamos complemente perdidos. Es algo que cuando sucede ofrece una visión muy triste de la vida.

Debemos cultivar nuestra mente. Ser personas inquietas a las que nos guste estar continuamente aprendiendo. Del modo en que sea. Leyendo o escuchando a los demás. Siempre debiéramos de estar aprendiendo. Cualquier pequeño detalle nos puede ayudar en el futuro.

Por lo tanto debemos hacer lo posible porque nuestro cerebro se mantenga activo. Todos sabemos que en cuanto no hacemos uso de las herramientas estas se estropean, y luego es complicado recuperarlas.

Espiritual

Muchas veces por la cultura de la que venimos, hablar de un mundo espiritual se considera una completa tontearía. Pero parece que se empieza a demostrar las ventajas de conceptos como el de la meditación. En cierto modo debemos de estar en paz con nosotros mismos. A quien no le relaja en un momento un buen libro o una buena canción. Debemos de buscar nuestros momentos en los que únicamente tengamos enfrente a nuestro yo. Empezar a conocernos mejor y en definitiva ser felices con nosotros mismos.

Si somos capaces de cuidad de esta nuestra mejor herramienta, estaremos preparados para afrontar el reto que nos ofreces el resto de hábitos.

CONCLUSIÓN

Debemos de ser conscientes de que únicamente vamos a vivir una única vida. Muchas veces el día a día, nos conduce a que perdamos toda perspectiva de la vida real y a nosotros mismos, y nos haga vivir una sensación errónea de inmortalidad y continuidad.

Como bien se refleja en los hábitos que hemos comentado, no estamos descubriendo nada nuevo, pero ese día a día del que tanto hablamos, consigue cegarnos y no dejarnos ver con claridad.

Lo sencillo muchas veces se torna complicado, pero como bien hemos comentado debemos empezar por querernos y trabajar en nosotros mismos para ir mejorando.

Debemos ser sinceros y buscar el beneficio común colaborando con la gente y no anteponiendo siempre nuestro bienestar personal. Siempre desde una aptitud proactiva asumiendo nuestras responsabilidades y escuchando siempre a los demás. Porque lo importante es entender lo que queremos para luego poder transmitirlo a los demás.

Buscar siempre sinergias con terceros. Ese lado positivo, porque parece que últimamente únicamente somos capaces de atisbar el lado mas oscuro de las personas.

Si seguimos estas recomendaciones llegaremos a un momento en el que todos terminemos ganando. Y en ese momento la vida sera mucho mas agradable para todos.

¿ Te animas ?

Enviar a un amigo: Share this page via Email
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.

*

A %d blogueros les gusta esto: