Archivo

Archivo para la categoría ‘Innovación’

Saber actuar tomando decisiones correctas en múltiples contextos

lunes, 3 de febrero de 2020 Sin comentarios

Generalmente cuando uno arranca en el mundo real empresarial una vez completados sus estudios, se nos presuponen una serie de conocimientos que nos permiten empezar a funcionar y paulatinamente ir adquiriendo experiencia en nuestro desempeño.

De hecho si tenemos suerte, la empresa nos puede acompañar en el camino de adquirir un cada vez mayor conocimiento para un mejor desempeño.

Pero también es cierto, que en ese camino, muchas veces debemos de ir asumiendo mayores responsabilidades para las que a priori nadie nos ha estado formando.

Lo que en un principio puede ser únicamente la ejecución de tareas, se puede ir convirtiendo en una gestión de equipos y en una asignación de responsabilidades.

Y parece presuponerse que nuestro camino laboral, de una forma autodidacta, nos va a ir curtiendo año tras año en esas nuevas aptitudes que se nos va a requerir.

Y esa transición, que sobre el papel se ve de una forma natural, generalmente suele resultar muy complicada de afrontar.

Son varios los casos que conozco en el que las personas se deciden a dar el paso a una mayor responsabilidad, atraídos por el dinero o quizás por un mayor responsabilidad, pero sin realmente estar preparados y sin ni siquiera ser conscientes del tremendo cambio que ello supone.

El resultado es que muchos al de poco tiempo se encuentran sumidos en la desesperación y con unas ganas tremendas de volver a su estatus inicial.

Personalmente lo he comentado en repetidas ocasiones. Si uno se ve con capacidad, generalmente le suele resultar sencillo el gestionar los problemas. Es como ti dispusiese del control en sus manos. Se ve seguro, pero cuando se requiere de la participación de un grupo al que se debe liderar para resolverlos, esa perdida de control y dependencia de terceras personas empieza a pesar. Y es en ese momento donde afloran otro tipo de carencias.

Muchas veces observamos los puestos de responsabilidad dentro de las empresas con cierta envidia desde un punto de vista lejano y casi siempre con el desconocimiento por bandera. Y lo hacemos de ese modo porque de forma natural solo vemos la parte positiva de todo aquello que no tenemos pero deseamos, como unas muy buenas condiciones salariales, pero sin ser conscientes de las responsabilidades y las diferentes situaciones con las que se deben de enfrentar.

Muchos de nosotros seguro que intentamos posponer situaciones que nos resultan incomodas o aquellas que no tengamos una respuesta sencilla.

Esas decisiones que nos derivan a uno u otro camino, sin tener garantías de cual de ambos es la mejor elección, si acaso uno es mejor que el otro. Esas situaciones en las que no hay una respuesta clara.

Y de eso os quiero hablar hoy. De como las empresas empiezan a entender que deben de preparar a sus trabajadores e ir formandoles en algo tan complicado como se unos buenos lideres. Prepararnos para entender los diferentes tipos de situaciones que se nos pueden presentar.

En uno de los últimos talleres en este sentido nos hablaron de un método Cynefin creado por Dave Snowden, y como debíamos de tomar las decisiones en diferentes contextos.

Cynefin define cinco contextos de decisión. Nos describe cinco situaciones diferentes con las que nos podemos topar: simples, complicadas, complejas, caóticas y desordenadas y nos marca una serie de pautas para poder identificarlas y como lideres tener capacidad a poder gestionarlas.

Aquí estoy hablando mucho de liderazgo. Evidentemente no me considero ningún líder, pero si que al menos hago por entender lo que ello significa e intentar ir mejorando.

Muchos pensaran que lider se nace, y evidentemente algunos nacen con ese tipo de cualidades, pero para el resto de los mortales son cuestiones que se pueden aprender y mejorar.

Dicho esto, personalmente creo que uno de nuestros valores mas importantes es la experiencia, y esta se debe de ir enriqueciendo día a día aumentando de ese modo su valor.

Para ilustrar la actividad e ir recogiendo el aprendizaje dentro de este taller lo hicimos a través de piezas del juego de tente que nos ayudo a crear los escenarios para los diferentes contextos.

Se formaron varios grupos, y se nos facilitaron piezas con diferentes colores y formas.

Vamos por lo tanto a describir cada uno de los diferentes contextos:

SIMPLE

Si lo traslado al juego del tente para que lo entendamos, se nos insto a ejecutar una instrucción muy simple. Imaginaros que se nos digo el hacer una torre con piezas de color rojo.

En este caso el problema era muy fácil de identificar, casi no había que hablar y menos discutir entre los miembros del grupo. Teníamos una comunicación directa y sencilla.

Se entendía muy bien lo que debíamos hacer, y simplemente ejecutábamos y había que monitorizar los movimientos de una forma ordenada.

Había una única respuesta correcta y muy sencilla de seguir. Nos sentíamos cómodos dentro de una situación controlada.

Si lo traslado al mundo laboral, lo puedo traducir a los quehaceres diarios que no revisten mayor complejidad. Aquí las personas suelen estar preparadas, pero debieran de levantar la mano en caso de la situación vencer su capacidad. Las personas debieran conocer sus limitaciones. Pero mas allá de esto último no parece entrañar mayor dificultad.

Quizás en único problema que puede surgir es el de confiarnos e interpretar mal alguna de las instrucciones por no haber escuchado, o el de entrar en una zona de excesivo confort y relax.

El líder en este tipo de situaciones debiera de controlar el proceso. Primero percibir, luego categorizar y finalmente responder.

COMPLLICADOS

Aquí ya en el juego del que hemos empezado hablando, las instrucciones ya no eran tan sencillas. Debíamos de parar a entenderlas, y la formulación de las mismas daba a ofrecer mas de una solución.

En este caso el lider debiera de escuchar a los expertos, pero del mismo modo no debiera quedarse en ese punto, sino que debiera también trabajar ese pensamiento lateral escuchando a aquellos que nos son tan expertos, pero que en un momento dado nos pueden ofrecer una idea interesante.

Este tipo de situaciones nos van a llevar mucho mas tiempo el abordarlas y resolverlos, y evidentemente se va a generar un mayor número de discusiones.

Trasladándolo a mi mundo laboral serian situaciones más complejas que el día a día como podrían ser los proyectos.

A un determinado proyecto le podemos dar respuesta con diferentes propuestas técnicas que debemos evaluar, pero aprovechando el expertis y conocimiento de la gente, estos se pueden abordar con cierta garantía de éxito.

Nosotros solemos hablar del proyecto durante las reuniones de departamento. La gente con un mayor conocimiento en ese área es la que mas peso tiene en la reunión, pero el resto puede escuchar y opinar aportando de ese modo otros puntos de vistas.

Tampoco debemos caer en aquello de «análisis-parálisis» . Muchas veces pecamos de ser excesivamente analistas, y ello hace que no nos permita avanzar.

Aquí el líder debiera primero de percibir, luego analizar y finalmente responder

COMPLEJOS

En este caso llevado al juego, las instrucciones se vuelven mas complejas y ambiguas, y se empiezan a introducir nuevos elementos como el de por ejemplo no poder hablar entre nosotros, que hacen que todo se complique enormemente.

En este caso parecen no existir respuestas al problema.

Estamos ante terrenos inciertos e impredecibles, en los que no sabemos el porqué están sucediendo las cosas.

Se trata de un contexto en el que al no existir respuestas debemos de mirar hacia el pasado buscando información a fin de buscar respuestas a el porqué están sucediendo las cosas en la forma en la que lo hacen.

Aquí si lo llevo al mundo laboral, lo puedo reflejar a cuando se nos genera un problema pero no tenemos ni idea de porqué esta pasando.

Parece que nada ha cambiado, pero las cosas no están funcionando como deberían.

Ya no sirve con probar con los mas evidente porque ya hemos pasado por todo eso.

Llegados a este punto es interesante el fomentar la creatividad y crear un entorno diferente al habitual. Probar otro tipo de soluciones.

Incentivar a la gente para que aporte nuevas ideas, y crear diversidad de tal forma que entre todos consigamos tender una camino que nos empiece a mostrar la luz. Que esa solución salga del trabajo y las ideas de todos.

En este caso debiéramos de evitar el tomar el control completo por imperativo, porque no es algo que vayamos a poder resolver de ese modo.

Son situaciones que van a crear situaciones de tensión, pero debemos de evitar el correr y apresurarnos a buscar las soluciones. Debemos de ser pacientes a la hora de buscar patrones.

Suele ser muy interesante aplicar la creatividad y crear entornos de innovación para dar solución a este tipo de problemas.

Debemos intentar convertir las situaciones complicadas en complejas que podamos resolver.

En este caso el líder debiera primero de probar, para luego percibir y finalmente responder

CAOTICOS.

Si volvemos a llevar esta situación al mismo juego, ya la cosa se complica mucho mas. A la situación ya compleja se le aplicaban agentes externos completamente impredecibles como que la gente se te acerque y destrozase tus figuras de tal forma que tuvieses que empezar nuevamente.

En este caso estamos ante un entorno completamente cambiante sin ningún patrón definido. Un mundo de incertidumbre total donde nunca vamos a saber que es lo que realmente va a suceder. Sin ninguna relación entre la causa y efecto. Algo que escapa completamente a nuestro control pero que nos tenemos que hacer con la situación para que esta no vaya a mayores.

En este tipo de situación el tiempo es nuestro bien mas preciado. No hay tiempo para pensar y debemos de actuar a fin de revertir una situación de este tipo en una situación compleja.

Debemos de ser capaces de tomar el control.

Evidentemente este tipo de situaciones son de extrema tensión por lo desordenado de las mismas, y por muchas veces la impotencia que te supone esa falta de control.

En este tipo de situaciones la comunicación tiene que ser muy directa.

Esto llevado a nuestro mundo laboral es algo que por ejemplo se le puede dar a la gente de ventas y marketing, quienes estaban aplicando unas campañas de marketing muy estudiadas y efectivas, pero derepente estas no terminan de funcionar por haberse revuelto el mercado por algún tipo de circunstancia no controlada e imposible de prever, y les obliga a actuar de una forma rápida para revertir la situación.

De ellas se dice que hay que aprovechar las oportunidades, y que suelen ser caldo de cultivo para impulsar la innovación, recomendado trabajar en equipos que lo hagan en paralelo.

En este caso el líder primero debiera de Actuar, par luego percibir y finalmente responder.

DESORDENADO

Finalmente cuando no sabemos en cual de los anteriores dominios nos movemos se suele hablar de un contexto desordenado.

Llegados a este punto, si he conseguido que alguien lo haga, simplemente quiero daros las gracias por haberlo hecho.

Mas allá de lo mucho o poco que os haga gustado lo escrito, denota interés en aprender por vuestra parte.

Espero que tengáis una muy buena semana.

¡Sed buenos, y a disfrutar que son dos días!

Enviar a un amigo: Share this page via Email

Innovar: ¿Como se hace eso en las empresas?

domingo, 26 de enero de 2020 Sin comentarios

«Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquéllas que se adaptan mejor al cambio. En la lucha por la supervivencia, los más aptos ganan a expensas de sus rivales porque consiguen adaptarse mejor a su entorno.» charles darwin

Hoy a raíz de un articulo publicado por Innobasque basado en el nuevo manual de Olso en el que se define lo que se entiende por Innovación e I+D.

El manual de Oslo nos habla nos habla de innovación de producto, proceso, marketing y organización.

En el mismo se define como ha ido evolucionando lo que se conoce como innovación a lo largo de los años:

Y se aportaran diferentes definiciones de lo que es la innovación.

REAL ACADEMIA:

«Creación o modificación de un producto, y su introducción en el mercado«

NORMA UNE 1666000:2002 Ex:

«Actividad cuyo resultado es la obtención de nuevos productos o procesos, o mejoras substancialmente significativas del los ya existentes«

También se habla de los que es el I+D y de aportan diferentes definiciones:

El Manual de Frascati

La I+D comprende el trabajo creativo y sistemático realizado con el objetivo de aumentar el volumen de conocimiento (incluyendo el conocimiento de la humanidad, la cultura y la sociedad) e idear las nuevas aplicaciones de conocimiento disponible.«

Si aterrizamos todo esto al mundo de los mortales, cuando a la gente se le pregunta por Innovación, creo no equivocarme cuando la mayor parte de las personas lo relaciona con desarrollos super novedosos o nuevos productos muy asociados al entorno científico-Académico, o a empresas super potentes con grandes recursos.

Es algo que incluso yo mismo creía que ese modo tiempo atrás.

Si alguien me pregunta ahora mismo por lo que entiendo como innovación, mi respuesta seria el que cualquier persona puede tener capacidad para innovar.

No es necesario el desarrollar algo excesivamente complejo o novedoso. Muchas veces simplemente visualizando las cosas de un modo diferente al que habían sido creadas , o combinando pequeñas ideas y dando lugar a otras nuevas ideas podemos ser capaces de Innovar.

Es cierto que existen los departamentos de de I+D dentro de las empresas, y por supuesto que estos deben de seguir existiendo, porque son los que verdaderamente tienen un alto conocimiento de los procesos que generalmente mueven el core de las organizaciones, lo que definimos como la innovación del producto.

Pero ya hemos dicho que hay otro tipo de innovación, y no debemos de dejar la responsabilidad de innovar únicamente a la gente de I+D. Las empresas se deben de nutrir del talento de las personas que las componen.

Por lo tanto, ¿Como pueden innovar las empresas?

Las empresas deben generar mecanismos y procesos que permitan a las personas participar en su evolución y desarrollo. Se deben de aprovechar de todo ese talento.

  • Se deben establecer plataformas que permitan la participación de las personas
  • Se debe de dar a las personas la oportunidad y posibilidad de desarrollar sus ideas mas allá de sus quehaceres diarios.
  • Se debe de apostar claramente desde la dirección por este cambio cultural.
  • Se debe de perder el miedo a fracasar y a cometer errores
  • Se debe ampliar la visión de negocio
  • Se deben asumir riesgos
  • Se deben dedicar recursos

De este modo veo claramente una doble ventaja. Por un lado aumentamos el musculo en cuanto a innovación de las compañías, y por otro el permitir participar a la gente genera una satisfacción personal que hace que su implicación sea notablemente superior.

Evidentemente todo esto genera un cambio cultural importante en las empresas.

Hasta ahora las ideas se aterrizaban de una forma muy jerárquica. Me refiero a que los mandos superiores se suponía eran contratados para asumir esa responsabilidad, y los soldados rasos debíamos ejecutar las mismas.

Afortunadamente son muchas las empresas que se han dado cuenta de que este mercado tan cambiante ha marcado otro tipo de reglas, y por lo tanto deben de aprovechar todos los activos a su alcance.

Tampoco quiero decir con ello que se tenga que implantar una jerarquía comunista en el que todo el mundo tenga poder de decisión, pero si de poder opinar y ser escuchado.

Tampoco digo que esto de innovar sea sencillo para las empresas. Es cierto que supone en cierto modo un riesgo y para muchas un gran cambio cultural. Pero debemos de dejar de pensar en un modo «cortoplacista» y abrir nuestra mente empresarial a nuevas formas de funcionar.

Todos los cambios suelen ser molestos, pero del mismo modo muchas veces con necesarios.

Alguna veces adjunto la imagen del tren que se aleja:

El problema empieza ya no ser ese tren que se aleja y quedarnos a esperar el siguiente. El problema puede ser el que ya no tengamos ningún otro tren al que subirnos.

Tenemos que empezar a trabajar en este tipo de asuntos para empezar a aprender cuanto antes. Ejecutar planes de negocio a 10 años vista con lo cambiante que es la tecnológica, quizás no sea la mejor de las opciones.

Evidentemente soy muy atrevido al afirmar este tipo de cuestiones, pero el problema no es el que lo diga un «mindundi» como yo, sino que los grandes visionarios lo empiezan a tener bastante claro.

Sobra decir el que es complicado innovar y es mucho mas sencillo seria el seguir haciendo lo que realmente se nos da bien mirando hacia otro lado, pero luego no podemos echarnos a llorar y decir aquello de «que ha pasado» cuando el mercado nos pase por encima. Porque el mercado todo el mundo sabemos que no entiende de amigismos en los momentos difíciles.

Entendiendo que es complicado el que una persona pueda estar enterada de todo aquello que nos rodea, es lo que me lleva a pensar que es importante implicar a toda la organización en los procesos de innovación. Es muy cierto cuando se afirma que la unión de las personas hace la fuerza. Y cuando uno es fuerte siempre encuentra la forma de salir adelante.

Por eso me reafirmo en lo que digo: las que realmente innovan son las personas, y son las personas que forman las empresas a las que realmente hay que cuidar.

Sed buenos, y disfrutar de lo que queda de Domingo:)

Enviar a un amigo: Share this page via Email
Categories: Innovación Tags: ,

Entendiendo la Inteligencia Artificial, Machine Learning, Big Data y la Analítica Avanzada para poder aplicarla en la empresa

domingo, 19 de enero de 2020 Sin comentarios

Ya se que es un tópico lo que voy a decir, pero cuando uno se adentra en estos temas, muchas veces lo hacemos sugestionados por la forma en la que la ficción nos los ha presentado.

En mi caso fue la película Juegos de guerra la que por primera vez me mostro esta idea. Y no ha llovido nada desde aquel entonces. Para que nos hagamos todos una idea la conexión a la red se hacia a través de los modems. Que alguien nos hubiese dicho por aquella época que podíamos hacer streaming:).

Lo cierto es que es una película que me marco por las habilidades del protagonista en temas relacionados con la seguridad, pero también porque en la misma aparecía la figura del superordenador «Joshua», que ya por aquellos tiempos estaba dotado de Inteligencia artificial (IA), y que apunto estuvo de destruir el mundo.

Y esa es una de las primeras polemicas que se generan en torno a la Inteligencia Artificial, y el ir dotando a las máquinas de esa capacidad.

Actores de renombre en nuestros días como Bill Gates, Elon Musk o el fallecido Stephen Hawking ya nos alertan de los peligros que una falta de control en este tipo de tecnologías nos pueden acarrear en el futuro.

Imaginaros por un momento dejar que todas nuestras infraestructuras críticas o misiles, como los que controlaba Joshua, quedasen en manos de la Inteligencia Artificial de los ordenadores por completo. Dejar que los ordenadores tomen el control. Es algo que nos puede hacer pensar.

Pero no es la única película que nos mostraba el mundo de la IA. Otros referentes en este sentido pueden ser 2001 una odisea en el espacio, Blade Runner o Star Wars.

Creo que poco tenemos que decir que no se sepa de HAL 9000, los replicantes o nuestro queridos R2-D2 o C-3PO.

Además están no eran películas salidas del azar, sino que los directores solían recurrir a grandes científicos para dar veracidad al desarrollo de los argumentos. En cierto modo entiendo que puede ser una via que los científicos usan para abrir sus mentes más allá de lo que las ecuaciones les permiten contrastar.

De todas formas aunque se están dando pasos importantes en el desarrollo de estas tecnologías, parece que aun estamos muy lejos de esa madurez de desarrollo con la que se nos presentan la IA en las películas.

El termino de IA parece atribuírsele a John McCarthy allá por el año 1956. Aunque también es cierto que nos podemos remontar tiempos atrás a épocas de otros maestros como Aristoteles o Leonardo da Vinci donde empezaban a desarrollar estos conceptos en sus brillantes mentes.

Vamos que nos es un concepto tan nuevo como muchas veces nos hacen creer. Pero evidentemente ahora tiene mas auge por los recursos en cuanto a computación disponemos.

Quien no ha odio hablar de aquel Deep blue de IBM que venció al maestro Kasparov o mas recientemente a la gente de DeepMind venciendo al maestro de GO con su programa AlphaGo.

Pero seguro que muchos de nosotros relacionamos la IA con un nombre propio: Alan Turing y su famoso test de Turning que permitía afirmar si una máquina era o no inteligente.

Lo cierto es que la brillantez del amigo Turing me alucina. No puedo sino imaginar lo que podría haber llegado a conseguir si hubiese nacido unas décadas mas tarde, aunque es probablemente cierto que eso hubiese derivado en muchas mas muertes durante la Segunda guerra Mundial al no haberse podido descifrar los códigos de la temida Enigma con la celeridad con la que se hizo.

Hablamos mucho de IA, pero ni siquiera parece quedar claro para los expertos una definición «oficial» de lo que es la Inteligencia Artificial se refiere.

Si nos acercamos a la Wikipedia, esta nos define a la IA como:

«La inteligencia artificial (IA), es la inteligencia llevada a cabo por máquinas. En ciencias de la computación, una máquina «inteligente» ideal es un agente flexible que percibe su entorno y lleva a cabo acciones que maximicen sus posibilidades de éxito en algún objetivo o tarea.

​ Coloquialmente, el término inteligencia artificial se aplica cuando una máquina imita las funciones «cognitivas» que los humanos asocian con otras mentes humanas, como por ejemplo: «percibir», «razonar», «aprender» y «resolver problemas».

Andreas Kaplan y Michael Haenlein definen la inteligencia artificial como «la capacidad de un sistema para interpretar correctamente datos externos, para aprender de dichos datos y emplear esos conocimientos para lograr tareas y metas concretas a través de la adaptación flexible».

Dicho esto esta claro que el mundo de la Inteligencia Artificial no es algo nuevo que hayamos descubierto estos días. Es una disciplina que viene desarrollada tiempo atrás, pero que con el paso del tiempo ha ido cogiendo y perdiendo peso. Es esta década en la que con los avances que esta sufriendo la tecnología y computación vuelve a estar en boca de todos.

Lejos de los que nos siguen mostrando las películas, es cierto que se están viendo resultado notables y visibles de la IA en campos como el de la automoción, ChatBots, el procesamiento natural del habla, el video y la fotografía, los videojuegos o en el mundo militar.

Muchas veces hablamos de la IA, del machine Learning o de la analítica avanzada con mucha soltura, pero ¿ realmente sabemos de los que son capaces de hacer y como funcionan y desarrollarlas para aplicarlas a nuestros procesos de negocio?.

Esta muy bien que pueda ser la tecnología para dotar de inteligencia a los robots, pero este no es el negociado al que muchos de nosotros nos dedicamos.

Como siempre comentar que evidentemente no soy ningún experto, y posiblemente diga muchas tontearías y genere carcajadas, pero quiero mostrar mi visión de como empezar a aplicar este tipo de «palabrejos» en nuestras empresas.

Antes de empezar a hablar de IA, quizás debamos empezar trabajando temas mas sencillos como la Analítica, y empezar a ser conscientes de la importancia del dato, que es desde donde se pueden construir muchas cosas. Siempre lo he definido en todos los entornos, pero en este caso es algo vital.

Debemos de empezar recogiendo el dato, conocerlo y depurarlo para que nos sea útil.

Pero tan importante como el dato es conocer el Objetivo al que queremos llegar con esos datos.

Por lo tanto debemos explorar el dato, realizar análisis estadísticos del mismo, limpiarlo y empezar a clasificarlo.

Muchos afirman que es aquí donde puede venir el origen del Big Data, en el sentido de que llega un momento en el que es complicado o imposible el trabajar con tal volumen de datos de una forma tradicional, y surge el concepto de datos masivo o Big Data.

Muchas veces, una vez conocido el dato simplemente con una serie de reglas conocidas que podemos activar, ya conseguimos mejorar nuestros procesos y respuestas.

Evidentemente la evolución, una vez hemos dato este primer paso, es empezar a trabajar en lo que se conoce como aprendizaje automático.

Es decir una vez tengamos una buena base de datos sobre los que trabajar y un objetico claro de donde queremos llegar, podemos empezar con el trabajo de entrenamiento y empezar a aplicar «modelos» sobre los que trabajar con los datos, que no son mas que una serie de algoritmos, para empezar a ver que tal estos se comportan en base a los objetivos que nos hemos marcados.

Y estos modelos deberán reentrenarse con estos datos y con nuevos parámetros de entrada que no hayamos tenido en cuenta para ver que tal se van comportando.

Esto evidentemente nos sirve para adéntranos en el mundo de la predicción. El saber como se van a ser comportamientos futuros, o comprobar la importancia de determinados parámetros que en un principio parecían no afectar al resultado. Buscar esos patrones ocultos.

Aquí podemos entonces empezar a reconocer patrones que desconocíamos en un principio y empezar a clasificarlos.

Debemos de ser capaces de crear un modelo simplificado que presente el modelo real y tener muy claro cual es el objetivo.

Es donde los científicos de datos con su habilidad, capacidad y experiencia van a empezar a trabajar con infinidad de algoritmos.

Disponemos distintas técnicas de análisis de datos que podemos agrupar en grandes grupos : Aprendizaje supervisado, Aprendizaje no supervisado, Apredizaje semisupervisado o apredizaje por refuerzo. Este último es el mismo que utilizo con mi compañera perruna. Si hace bien las cosas le doy un premio de tal forma que vaya aprendiendo:).

Estos científicos van a utilizar diferentes técnicas de clasificación de los algoritmos como árboles de decisiones, algoritmos genéticos, algoritmos probabilísticos o Redes neuronales.

Del resultado debemos calcular la precisión con la que están funcionando los algoritmos que estamos aplicando.

Ya hay empresas que automatizan el «aprendizaje automático» de tal forma que en función de nuestros datos y el objetivo que nos hayamos marcado, aplican diferentes algoritmos en el que nos muestran la precisión y los falsos positivos de casa uno de ellos, a fin de seleccionar el mas interesante para nuestros propósitos. Vamos rizando el rizo. Ahora automatizamos el trabajo de los científicos del dato.

Ahora vamos a ir un paso mas allá y aplicando todo lo anterior vamos a aplicar el concepto de IA que nos va a servir como tecnología para resolver problemas que son intratables por la cantidad de posibilidades que se nos presentan.

Este tipo de tecnología es la que se aplica por ejemplo con los juegos. ¿ Nunca os habéis planteado el como se definen los diferentes niveles de dificultad en juegos como Conecta 4?. En ese caso se suele hacer uso del algoritmo minimax para la toma de las decisiones, aplicando funciones de evaluación heurística para evaluar los movimientos.

No vamos a entrar en detalle de como funciona el algoritmo, pero recorre el árbol del juego en profundidad y en función de esta, mas costoso va a ser realizar el calculo pero mas efectivo va a ser el resultado. De ahi que en función de esa dificultad que hayamos definido, la máquina va a tardar más tiempo en procesar el dato, pero mas certero este va a ser.

Es cierto que la idea es llevar el concepto de la IA a un horizonte mucho mas lejanos. Algo que le permita razonar, recodar experiencias y actuar en situaciones sobre las que no tenia ni idea. Algo que las personas sabemos hacer de forma natural.

Y como esto es un sin parar, seguimos y podemos adentrarnos en lo que viene a llamarse Aprendizaje profundo que es un modelo de aprendizaje basado en la interpretación de los datos en vez de hacer uso de los algoritmos. Trata de imitar el cerebro humano haciendo uso de las redes neuronales.

Simplemente debéis pararos a pensar que son muchas las cosas que realizamos de una forma sencilla y natural, pero que son extremadamente complicadas de replicar.

Lo cierto es que el horizonte futuro en relación a la Inteligencia Artificial se presenta realmente interesante. ¿ Llegara algún momento en el que se produzca una guerra entre IAs?

Espero que este articulo al menos os haya servido para generar cierto interés en este nuevo mundo que se nos avecina.

Por hoy no pretendo aburriros mucho mas por lo que me despido hasta la próxima.

Enviar a un amigo: Share this page via Email

Como afectan la Tecnología e Innovación a nuestra forma de trabajar.

sábado, 4 de enero de 2020 Sin comentarios

Días de relax como los que acompañan estas fiestas navideñas siempre son una buena excusa para dedicar más tiempo a la lectura.

Y generalmente cada vez que algo cae en mis manos, de forma automática mi cerebro se pone a pensar y divagar.

En la mayoría de los casos supongo que sin mucho criterio pero con mucha opinión:). Me gusta sobre todo escuchar las opiniones de los demás. Por muy críticas que están sean, me resulta una estupenda formula para replantearme las cosas. Ese aire fresco que aportan las nuevas ideas a través de una perspectiva diferente, es muy de agradecer.

Ya os comente que andaba leyendo el último libro de Enrique Dans, Viviendo el futuro. Y uno de los temas que trata en el mismo, es el como ha ido evolucionando la forma que conocemos de trabajar, y como la innovación lo esta alterando.

Cuando pregunto a las personas que conozco por aquello de ¿Por qué trabajas?. La respuesta en la mayoría de los casos suele ser siempre la misma: Es un mal necesario que me permite vivir. Vivir en mejor o pero manera, pero al menos vivir.

No son muchas las personas, que entiendo afortunadas, me respondan con un: Porque me gusta y disfruto con lo que hago, además de ganar dinero.

Aquí ya debiéramos de experimentar una primera reflexión. Si el trabajo ocupa una gran parte de nuestra vida, y no es algo que nos motive en exceso, me da la impresión de que en cierto modo no estamos disfrutando de la vida de la forma en la que debiéramos.

Nos debemos plantear el porqué hay gente a la que le apasiona verdaderamente lo que hace, pero sobre todo el porqué hay tanta gente a la que simplemente mencionar la palabra trabajar le genera ansiedad.

Evidentemente no me considero tan ingenuo y entiendo de las penurias que muchos están pasando con los trabajos tan precarios que desarrollan. En muchos casos trabajos muy repetitivos y sin apenas recompensa ni valor. Trabajos que simplemente nos cubren una necesidad básica como puede ser la del comer para mantenernos en pie.

Siendo muy idealista me gustaria pensar que todo el mundo que realize las cosas con esfuerzo, aptitud y pasión en la vida, esta debiera de ser lo suficientemente justa en la forma de devolver tal esfuerzo. Pero por desgracia todos sabemos que un mundo tan ideal no siempre existe.

Simplemente valores tan aleatorios como, el donde hayas nacido o crisis externas a nosotros, por desgracia nos pueden marcar de por vida y mermar enormemente nuestras oportunidades. Y no quiero decir que las anulen, pero si las dificultan en gran medida.

Se habla de ofrecer una Renta básica Universal. Como en todo lo que voy a comentar espero surjan opiniones en todos los sentidos.

Los hay que defienden esta idea al considerar, que si das algo a las personas con la garantía de que no se lo vas a quitar aunque inicien una nueva actividad, puede ser un modo de evitar la economía sumergida. Pero evidentemente hay gente que opina que este no es la solución y siguiendo esta idea únicamente vamos a generar una fábrica de vagos.

Ahora a todo lo comentando, vamos a introducir los conceptos de Tecnología e Innovación, porque esta claro que están influyendo en el modo que conocemos de trabajar.

Es cierto que existe una corriente que intenta en cierto modo frenar su avance. Simplemente el comentar con ellos términos como Industria 4.0, Inteligencia Artificial o Robots, hace que a muchos les entren sudores.

Evidentemente es un cambio importante, al igual que lo han sido el resto de las revoluciones industriales a las que nos hemos enfrentado, pero carece de sentido el intentar oponerse a ellas. Máxime cuando sabemos de su rápido avance, que hace que el simple hecho de titubear nos puede hacer perder el tren de este nuevo mercado. Y una vez perdido este, es muy complicado el recuperar el ritmo que nos va a exigir el mercado. No es ninguna barbaridad si afirmo el que nos podemos quedar fuera.

Todos hemos visto o vivido situaciones en las que se ha primado el ofrecer mucho trabajo de «baja calidad» a fin de mantener la mano de obra por encima de eficiencia o la rentabilidad. ¿ Que sentido tiene el intentar evitar puestos innecesarios a fin de frenar el avance de la tecnología ?. Debemos ser consciente de que el nuevo perfil de nuestra competencia ya no es el mismo que el que creíamos conocer.

Y claro que la forma de trabajar esta cambiando. Y debemos de adaptarnos a estos nuevos cambios. Tenemos que empezar a «testar» nuevos trabajos y nuevas formas de desarrollarlos.

Evidentemente entiendo que el aplicar este tipo de procesos dentro de las empresas genere miedo entre los trabajadores. Cualquier tipo de cambio sabemos de la desconfianza y el temor que genera, mas aun cuando ves peligrar tu puesto de trabajo.

En muchos casos los nuevos directivos son plenamente conscientes de estos cambios y la nueva forma en la que se tienen que gestionar las empresas y las reorganizaciones que conllevan. Ahora ya parece ya no tener tanta cabida esa vieja escuela basada en la autoridad por encima de todo con el «ordeno y mando» y me deshago de las personas incomodas. Ahora se busca una línea mucho mas colaborativa ayudando a las personas, y en la que se intenta fomentar la creatividad y la eficiencia.

Todo el mundo parece tener claro que los trabajos muy repetitivos van a ser sustituidos por Robots, y que veremos emerger nuevos que aun no exiten, o modificarse la forma en la que se desarrollan algunos de los que ya conocemos.

Empiezan a coger mas fuerza conceptos como el de teletrabajo. Parece que se empieza a primar mas la eficiencia que el tener que estar muchas horas sentados en una silla. Mucha gente basa en concepto de la productividad, con el de meter muchas horas en nuestros trabajos. Todos sabemos que la realidad es muy distinta, pero ya sabemos lo complicado que es modificar opiniones relativas a temas culturales.

Y estas nuevas formas de trabajar parecen ahora tener mayor cabida porque las empresas empiezan primar los resultados, conceptos que las grandes tecnológicas ya parecen aplicar desde tiempos atrás.

Ahora parece estilarse todo lo contrario. Se habla de reducir el numero de horas e incluso el de los días que se debe trabajar. Muchos intentan definir el número de horas ideal en las que nuestra eficiencia sea máxima.

Y como la irrupción de los Robots puede generar el que ya no sea necesario trabajar tantas horas, parecen aparecer nuevos modelos de negocio relacionados con el entretenimiento. La gente empieza a plantearse el que si vamos a tener mas tiempo libre junto con una mayor calidad de vida, en algo lo vamos a tener que invertir. Quizás estemos ante la irrupción de nuevos modelos de negocio aun no conocidos.

Tambien son muchas las personas que argumentan las ventajas de imponer impuestos a esos Robots por el hecho de ir desplazando a las personas. Mucho es el debate que se ha abierto en este sentido sobre la viabilidad de aplicar esta nueva medida.

La flexibilidad es otro de los conceptos que empieza a sonar con fuerza. Flexibilidad para conciliar vida laborar con personal. Flexibilidad para aplicar el concepto de «Sharing Economy» que utilizan empresas como Uber, y que a priori pueden parecer interesante pero que debemos de conocer las condiciones laborales que este nuevo tipo de empresas están arrastrando.

Como veís un mundo cambiante, divertido para los que nos gusta trastear con la tecnologia, pero que evidentemente vamos a tener que seguir en detalle para ver hacia donde evoluciona todo ello.

Es complicado el saber la evolución que va a seguir todo esto, pero lo realmente importante es el pararnos a pensar, escuchar a la gente, darnos cuenta de que las cosas realmente están cambiando, y buscar la mejor de la maneras para que este nuevo entorno no nos arrolle.

Ya lo vaticinaba Darwin con su teoría de la evolución, o esa frase tan recurrente de «Adaptarse o morir».

Solo me queda despedirme, y como no todo es trabajar en esta vida, vamos a pensar que nos hemos portado bien y los Reyes magos van a ser agradecidos con nosotros.

¡Feliz año nuevo!

Enviar a un amigo: Share this page via Email

Innovación: ¿Debemos cambiar la forma en la que nos educan?

lunes, 2 de diciembre de 2019 Sin comentarios

El articulo de hoy viene derivado de la lectura que estoy haciendo estos días del libro de Enrique Dans, viviendo en el futuro, en el que nos da su visión de como la tecnología esta cambiando nuestro mundo.

En uno de sus capítulos nos habla de algo tan importante como es el de la educación, y el cambio que esta debiera de experimentar para adaptarse a los nuevos tiempos en los que nos movemos.

Lo cierto es que disfruto de todas esas lecturas que me hacen reflexionar y recordar experiencias personales, y en las que evidentemente uno no siempre tiene porque estar de acuerdo con las opiniones del autor…o si.

En aquellos tiempos lejanos en los que la memoria parece ya no alcanzar a ver, recuerdo que personalmente tendía a memorizar todo aquello que necesitaba estudiar. Era mi forma de garantizar el tener un buen resultado en los exámenes.

No parecía importarme si únicamente eran unas simples hojas o la totalidad de un libro. La única diferencia radicaba en el tiempo que iba a necesitar. Por aquella época tenia esa capacidad y la aprovechaba.

Luego te dabas cuenta que todo aquello que uno memorizaba se iba quedando en el fondo más lejano del cajón para dejar entrar la nueva información, hasta que ese fondo era absorbido por un agujero negro y terminada por quedar en el olvido mas profundo.

Eran años en la que toda la información provenía de profesores y libros de texto. Existían las tan añoradas bibliotecas que eran un recurso importante por aquella época.

Años en los que la cultura parecía provenir de las grandes enciclopedias, y en la que de forma recurrente vendedores ambulantes tocaban a tu puerta contándote las bondades de nuevas ediciones.

Y lo cierto es que de forma habitual hacíamos uso de ellas como elementos de referencia en nuestros estudios.

Quien no se acuerda de circulo de lectores, quien fuera el mayor club de lectores.

Pero esos tiempos han pasado y la forma de acceder a la información ha cambiado drásticamente.

Recuerdo pasar de las enciclopedias en papel a las digitales en las que la forma de acceder a la información era mucho mas rápida y sencilla.

Y han seguido pasando los años, y con la aparición de Internet llegamos a una nueva forma de acceso a la información.

Lo venia comentando en otro articulo. La información siempre ha venido asociada al poder, en el pasado manejada por unos pocos privilegiados, pero que afortunadamente en los días en los que vivimos todo ha quedado en cosas del pasado que pocos parecen recordar.

Ahora los problemas debidos a la información son otros. Quizás ahora sea el del exceso de esta. Parece ser complicado el discernir muchas veces entre lo importante y la paja, y lo que es un problema aun mayor, entre lo que realmente es verdad o mentira.

No descubro nada al decir la cantidad de fuentes de entrada de información o desinformación a los que tenemos acceso: Web, Blogs, Cursos, Twitter…El nuevo reto puede ahora ser el de controlar la manipulación a la que podemos estar sometidos sin darnos cuenta de ello. Lo cual de para otra entrada en este Blog:).

No quiero entrar a profundizar en este tema porque da para muchas líneas, pero es cierto que es mucha mas gente la que tiene acceso a la información. Y eso siempre de partida es algo muy bueno.

Personalmente hace ya mucho tiempo que he cambiado la forma de gestionar la información. Ya no me resulta importante el memorizarla. Únicamente retengo ideas importantes que me sirvan de apoyo para buscar la información que realmente necesito para poder desarrollarlas.

Estamos en una época en la que nuestras virtudes tienes que ir más allá del mero hecho de memorizar las cosas. En una tarea en la que no vamos a poder competir con la máquinas.

Creo que en este tipo de tareas, y en todas aquellas que son meramente repetitivas tenemos una batalla completamente perdida para con las máquinas. Nuevas tecnologías como la inteligencia artificial, aunque se encuentren en fases no maduras, nos muestran un potencial evidente de lo que nos viene encima. Y debemos de estar preparados para afrontar estos nuevos cambios.

Evidentemente en ese sentido los puestos de trabajo están cambiando y debemos de evolucionar y adaptarnos

Mucho se habla de aquellos nuevos puestos que van a ir apareciendo en un futuro no muy lejano, y de todos aquellos que se van a ir perdiendo debido a esta nueva revolución industrial en la que estamos sumergidos.

Una era en la que la tecnología parece adueñarse de todas las áreas. ¿Estamos realmente preparados para tal cambio?. Parece que quien no haga buenas migas con la tecnología no va a tener cabida en este devenir.

Es cierto que no tengo mas autoridad que la de compartir mis opiniones, pero personalmente me gustaría ver como la educación se adapta a los nuevos tiempos en el que el acceso a la información y la tecnología está cambiando nuestras vidas y la sociedad.

Comenta Enrique Dans en su libro que incluso derivado de esos cambios, hasta empresas tecnológicas en las que muchos ansían trabajar como Google, han cambiado la forma de contratar a la gente.

Comenta en su libro como era requisito indispensable por parte de Google el ser un alumno de 10 para poder participar en sus procesos de selección.

Pero se han dado cuenta que eso no era garantía de nada y por el camino perdían grandes talentos.

Esto mismo me recuerda a la serie Suits, basada en los casos de un bufete muy prestigioso de abogados en el que el requisito sine qua non, era que para optar a los procesos de selección de personal debías de estar graduado en Harvard.

Es la antigua doctrina que se nos inculcaba. Aquella de tener que ser los mejores para ser tener un éxito profesional garantizado. Algo de lo que podemos empezar a dudar sea garantía de nada.

En el lado opuesto como siempre, conozco mucha gente que aun no habiendo destacado en la educación «standard» ha sabido desarrollar determinadas capacidades que les han llevado al éxito en sus carreras y sus vidas.

La cultura de ser los mejores, no solo en la vida profesional personal sino en las de las empresas, parece estar cambiado. Lo que en otro articulo me refería a la juegos finitos e infinitos en las empresas.

Esta misma semana leía una entrevista que le hacían a uno de los fundadores de Panoramio, primera empresa española en ser comprada por Google, en la que rompía otro gran mito que venia a afirmar que tienes que esforzarte hasta la extenuación para garantizarte el ser un emprendedor de éxito.

Básicamente en la entrevista venia a decir que el tener éxito es un cúmulo de otros muchos factores y no solo ser un gran trabajador. Juegan un factor muy importante la suerte, estar en el momento adecuado o conocer a la gente adecuada.

Resumiendo, el tener una buena idea no es garantía de nada.

El mismo recuerda que compañeros con grandes ideas y capacidad, no han dispuesto de la suerte en su favor, y sus ideas nunca han llegado a convertirse en una realidad.

Según escribo estas líneas comparo esto último, con una situación vivida durante el partido de futbol vivido hoy (pero como muchas otras que suceden en la vida) . Sobre el mismo escenario un mismo jugador ha fallado un penalti, pero la suerte ha hecho que haya tenido que ejecutarlo nuevamente, esta vez como mayor fortuna.

Muchas veces aun siendo la misma persona, y habiéndonos esforzado de una forma sin igual, la suerte es la que verdaderamente va a marcar la diferencia.

Personalmente soy de los que pienso que hay que pelear por esos sueños, esforzándonos en todos esos factores que uno puede controlar. Y si, muchas veces los resultados pueden llegar a ser frustrantes, pero nunca hay que dejar de intentarlo. El recuerdo que puede suponer en un futuro el no haber todo lo posible por intentarlo, podría llegar a ser devastador. A nadie se le puede reprochar nada cuando lo ha intentado de verdad.

Dicho todo esto, la reflexión de hoy podría ser la de si el modelo educativo actual nos prepara para este nuevo mercado al que debemos de enfrentarnos.

De momento vamos a ir viendo que nos depara esta nueva semana, y de paso el recordar lo afortunados que somos de poder disfrutar de esta nueva era tecnológica que se nos presenta.

Enviar a un amigo: Share this page via Email
Categories: Innovación Tags: ,

DESAPRENDER y el miedo a Innovar

lunes, 25 de noviembre de 2019 Sin comentarios

Ayer que estuve viendo la película «la quinta ola«, sin mas afán que el de entretenerme tumbado en el sofá y no pensar en exceso durante un rato, me vino a la cabeza una frase de Alvin Toffler autor de la «tercera ola«:

Los analfabetos del siglo 21 no serán aquellos que no sepan leer ni escribir sino aquellos que no sepan desaprender

Muchas veces me da la impresión de que las empresas en cierto modo son reacias al concepto de desaprender.

Es más, creo que puedo extender esa afirmación a un ámbito más general, afirmando que somos muy reacios como individuos al termino de desaprender.

Quizás entendamos que supone un esfuerzo excesivo que no merezca la pena afrontar.

Asumimos como empresas que si hemos realizado algo de forma repetitiva durante muchos años, y nos ha ido relativamente bien, carezca de sentido el afrontar un proceso de cambio.

Cuando me pongo a pensar sobre ello, mi primera sensación es la de no entender el porqué poner un freno a algo que a priori no parece tener justificación, pero luego parece interesante el pararse a pensar sobre los motivos que puedan generar ese tipo de reacciones.

Para una empresa con un recorrido prospero, su primera reacción puede ser la de preguntarse cuales pueden ser los motivos que le hagan plantearse un cambio en la forma de funcionar máxime si ya cuenta con un mercado consolidado y un buen producto.

O el por qué siquiera plantearse el arriesgar apostando por algo nuevo con lo que quizás no se sienta cómoda.

Es como aquello de pensar en que si ya estoy haciendo bien las cosas, incluso mejor que mi competencia, que sentido tiene el cambiar los procesos o la forma de gestionarlos.

Cual puede ser la justificación para plantearse ese concepto de desaprender, si todo ello le va a obligar a volver a aprender nuevamente con todo el esfuerzo dedicado durante quizás décadas.

De todas formas llegados a este punto quizás aclarar lo que para mi significa el termino desaprender.

Personalmente es abrir nuestras mentes y estar dispuestos a ver las cosas de un modo diferente. Estar abiertos a la existencia de nuevos métodos, quizás mas eficientes que nos ayuden a conseguir nuestras metas/resultados. Dejar de seguir las inercias que nos inclinan hacia una serie de rutinas de las que es complicado el salir.

Es como si en un momento dado sustituyes una semana por la que ya ha sucedido meses atrás, y nos cuesta el apreciar grandes diferencias.

Lo hemos comentado en algún articulo, pero podemos empezar a desaprender creando mapas mentales de nuestras ideas, participando en foros a los en otras ocasiones hayamos considerando no interesantes, apuntando ideas que nos han llamado la atención, escuchando a otras personas, apuntando aquello que nos llama la atención o nos parece curioso, leyendo sobre temas que quizás sobre el papel no sean el core de nuestros negocios…

Evidentemente las preguntas lanzadas anteriormente pueden tener todo el sentido del mundo, pero la respuesta a todas ellas debiera de ser clara: Debemos aprender a desaprender e innovar: Si no innovamos, en un corto periodo de tiempo corremos el riesgo de quedarnos fuera del mercado. Y no es que quiera ser catastrofista en mis afirmaciones, pero es algo evidente sobre lo que no hace falta ser muy guru tecnológico. Vais a leer mucho sobre lo rápido que evoluciona el mundo tecnológico, y mirar hacia otro lado dejando pasar el tiempo y las oportunidades no va a ser una opción.

Me acuerdo mucho de este tipo de temas cuando pienso en el comercio o la industria tradicional, y todo el empuje de tecnologías que se desarrollan en el mundo online o en el de la analítica del dato. Aplica ese dicho tan recurrente, que tiene mayor sentido que nunca, de «renovarse o morir».

Y es algo que ha pasado con todas las revoluciones industriales anteriores. De nada sirve el resistirse a una muerte segura como empresa. Nuestra competencia no va a tener piedad con nosotros. Y en los días que corren empieza a ser más complicado el discernir a nuestra competencia. Las empresas amplían horizontes y debemos tener los ojos bien abiertos para ver que ocurre en todo este nuevo mercado que se nos avecina. Ya hemos dicho que no es suficiente con tener un buen producto. Debemos ofrecer nuevos servicios que nos diferencien. Tenemos que ser capaces de desaprender e innovar.

Entiendo que es algo complicado de poner en practica al ser animales de costumbres, pero el simple hecho de planteárnoslo ya en un punto importante en la carrera por desaprender.

Como todo, en Internet vais a encontrar literatura mucho mas versada que simples reflexiones de alguien carente de mucha experiencia. Lo único que pretendo es el poner encima de la mesa un nuevo argumento sobre el que empezar a pensar.

¿Te atreves al menos a intentarlo?

Enviar a un amigo: Share this page via Email
Categories: Innovación Tags: ,

BASQUE INDUSTRY 4.0

miércoles, 20 de noviembre de 2019 Sin comentarios

Estos días se esta celebrando en la feria de muestras de Bilbao (BEC), lo que se ha venido a llamar el Basque Industry 4.0.

Se trata de un encuentro centrado en los procesos de digitalización de las empresas y el mundo de la ciberseguridad.

Desde la propia web se define como:

«Es un evento donde compartir el conocimiento y las experiencias
de todos los agentes públicos, privados y empresas, en torno a la Industria 4.0 y la Ciberseguridad.

Este encuentro se focaliza en las herramientas TEIC como apoyo para optimizar los procesos industriales. Herramientas inteligentes de soporte al diseño, desarrollo, producción, logística y gestión integrada de la fabricación.

UNA MIRADA AL FUTURO DE LA TECNOLOGÍA Y LA INVESTIGACIÓN»

Muy centrado en tecnologías y arquitecturas Cloud, con grandes capas de analítica/BigData o procesos predictivos, aunque también he visto muchas expositores mostrando soluciones de Realidad Virtual/aumentada o robótica.

Lo cierto es que os recomiendo el acercaros por la cantidad de expositores y charlas que rodean el evento.

Hoy ha sido un día muy intenso por la cantidad de conversaciones y contactos con unos y otros. Espero mañana poder tomármelo con algo mas de calma.

La sensación la podría describir como la de un niño que entra en una tienda de juguetes que todo lo quiere ver o tocar, o cuando aterrizamos en una nueva ciudad en la que el tiempo de que disponemos no es para nada suficiente para todo lo que uno desea ver.

Una visita casi obligada si estas interesado en alguno de estos temas.

Seguro que de estos días sacamos alguna idea interesante a desarrollar.

¡BE INNOVATIVE’

Enviar a un amigo: Share this page via Email

INNOVAR: La Cloud para empezar a desarrollar nuestras ideas

viernes, 8 de noviembre de 2019 Sin comentarios

Cuando hemos estado hablando sobre innovación en anteriores entradas, siempre hemos comentado que para innovar precisamente debemos arriesgar y perder el miedo a cometer errores. De hecho son precisamente ese tipo de fracasos los que van a conseguir que sigamos avanzando en nuestro desarrollo profesional.

Pero también es cierto que esas nuevas experiencias debieran de no generarnos consecuencias negativas en forma de daños colaterales.

Me explico un poco mejor. Imaginemos que tenemos la suerte que sobre nuestra cabezota ronda una idea revolucionaria que nos permita desarrollar un software innovador.

Pueden pasar un par de cosas. La primera es que sigamos teniendo fortuna y esa primera idea se convierta en rotundo éxito, con lo que ¡Chapo!, o lo que probablemente ocurra sea que no atinemos el tiro y tengamos que seguir estrujando nuestras neuronas para sacar mejor jugo.

Durante ese proceso de desarrollo es más que probable el que sea necesario desplegar una serie de recursos que seguro nos van a suponer un coste.

Si el final no ha sido feliz, eso tipo de gastos podrían ser una losa muy pesada sobre nuestra espalda. Tanto que quizás se nos quiten las ganas de volver a intentarlo.

Si seguimos con el ejemplo anterior es probable que para poner el proyecto en marcha necesitemos elementos como comunicaciones, servidores, seguridad o entornos de desarrollo.

¿Y como se traduce todo ello?. En muchos, muchos, muchos Euros.

Por ello en este ejemplo una buena postura podría ser lanzarnos al concepto de Cloud pública. ¿Por qué?. Porque es una buena opción para empezar sin incurrir en esos gastos iniciales.

Son muchas las nubes públicas con las que podemos empezar a jugar: Azure, Amazon, Google o IBM

Y es algo que todos ellos nos van a dejar empezar a hacer para engancharnos con sus soluciones. 

En este punto es interesante permanecer todo lo agnóstico que podamos para no quedarnos atrapados en este tipo de nubes. Debemos tener siempre el poder para poder mover nuestra solución de una manera relativamente simple. 

Las Clouds suelen ser un recurso muy recurrido por parte de las StartUps para empezar a embarcarse en un nuevo proyecto.

Otra cosa es que una vez el proyecto se convierta en un éxito y lo pongamos en el mundo real, preguntarnos si nos merece permanecer en la nube por los gastos inesperados con los que nos podemos encontrar.

Pero eso ya es otro cantar, y para eso ya debiéramos buscar terceros que den soporte a nuestra idea.

No tengo mucha experiencia técnica real en este tipo de entornos por lo que ya va siendo hora de empezar a enredar con las nubes de los grandes. En mi caso voy voy a empezar a jugar con la nube de nuestros amigos de Amazon. ¿Os acordáis de lo de diversificar las empresas que comentamos?. Pues que os lo cuenten los amigos de Amazon que parece que vendían libros y ahora tienen un patín importante montado.

Ya os iré contando como va evolucionando mi experiencia, y que es lo que más y menos me gusta.

¡Thinking in a different way!

Enviar a un amigo: Share this page via Email

INNOVAR PARA CONVERTIRNOS EN UNA EMPRESA INFINITA

martes, 5 de noviembre de 2019 Sin comentarios

Siempre se ha dicho que la curiosidad es lo que mato al gato, pero hay personas que por naturaleza parece nacemos curiosas y con ciertas inquietudes.

Experimentar y conocer cosas nuevas es algo divertido. Sobre todo en esas primeras fases en las que uno avanza rápido en ese aprendizaje. Luego esa tarea resulta más tediosa, y finalmente llega un momento en que avanzar representa tal esfuerzo que uno se debe preguntarse si merece la pena el dedicarle tanto tiempo. Seguro que muchos de vosotros consideráis que el día no nos ofrece suficientes horas para desarrollar todo lo que fluye en nuestras mentes.

Y en ese afán por descubrir nuevas historias, me he topado con las teorías de Simon Sinek. Os animo a disfrutar de los numerosos videos que existen en Intenet en los que expone temas muy interesantes.

Una de esas teorías se basa en el concepto de empresas infinitas. Y se basa en el la idea de los juegos finitos e infinitos, pero aplicado al mundo de la empresarial.

Hasta ahora las empresas buscaban ser líderes en su sector a través de algún producto puntero que les ofrecía un mantener una posición cómoda en el mercado que a su vez les garantizaba una gran estabilidad. Era algo así como si soy el mejor en algo, ¿Por qué he de preocuparme?

Pero este tipo de apuesta parece ya no ser válida en los tiempos que corren. Ya no es suficiente con tener un buen producto. Eso ya no es garantía de nada.

Son muchos los ejemplos de empresas que han sido testigos de ese cambio. Que se lo pregunte a la gente de Kodak, Nokia o BlackBerry. Todas ellas gigantes conocidos por todos nosotros, y con una absoluta posición dominante en los mercados.

Y entonces, ¿Qué ha pasado para caer en el mayor de los olvidos y perder ese dominio?. Podemos argumentar muchas razones y pasarnos un rato largo discutiendo este tema. Pero básicamente las reglas del juego han cambiado. No han sabido ver lo que el nuevo mercado demandaba. Ahora no es suficiente con tener un buen producto. Muchos os hablaran de diversificar. Es la misma teoría que se aplica a los autónomos cuando se comenta que no hay que poner todos los huevos en la misma caja. La tecnología avanza muy rápidamente y actualmente tener un buen producto ya no es garantía de absolutamente nada. Estamos en un mercado que avanza a una velocidad de vértigo y la supremacía puede ser muy atemporal. Una reacción tardía nos puede dejar fuera del mercado. Y ese tipo de desventajas con muy complicadas de recuperar.

Por eso en este mercado tan cambiante en tan necesaria la innovación. Tenemos que adaptarnos a este nuevo mercado presentando nuevas propuestas fuera de nuestro Core principal.

Simplemente pensar toda la cantidad de productos que nos pueden ofrecer empresas como Google. Quizás muchos piensen que simplemente es un buscador. Os recomiendo daros una vueltecilla por Internet y volvernos a hablar. O que se lo pregunten a Facebook y su nueva cryptomoneda Libra.

Y no nos equivoquemos. No todo lo que hacen lo hacen bien. Han tenido muchos fracasos. Pero ahí tenemos la clave. Ellos lo intentan, lo intentan, lo intentan…y al final siempre llega la recompensa. Es lo que he venido a llamar la cultura del fracaso. Fracasar no debiera de ser sinónimo de frustraciones. Debiera de ayudarnos a mejorar.

Como comenta Simon, las empresas tienen que prepararse par participar en es nuevo tipo de juego y plantearse otro tipo de preguntas. Ya no es tan importante ser líderes sino que las empresas deben aprender las nuevas reglas de juego.

Por todo ello considero que la innovación es un importante motor que nos tiene que ayudar a seguir formando parte de este nuevo modelo de negocio.

¿Jugamos a este nuevo juego?

Enviar a un amigo: Share this page via Email

CHARLA INNOVACIÓN

lunes, 4 de noviembre de 2019 Sin comentarios

Alguno de los mensajes que lance en mi última charla sobre Innovación:).

 

Enviar a un amigo: Share this page via Email
Categories: Innovación Tags: